Imprimir esta página

México enfrenta prueba crucial al investigar la muerte y desaparición forzada de estudiantes en Guerrero

  • Viernes, 10 Octubre 2014 19:00

GINEBRA (10 de octubre de 2014) – La investigación del asesinato y la desaparición forzada de estudiantes en Guerrero representa una prueba crucial para la voluntad y capacidad del Estado mexicano de lidiar con graves violaciones a los derechos humanos, afirmó hoy un grupo de expertos de derechos humanos de Naciones Unidas*.

A finales de septiembre, seis personas perdieron la vida y al menos 17 resultaron heridas tras una serie de eventos ocurridos en la municipalidad de Iguala, a raíz de operativos en los que habría participado la policía municipal del lugar. Desde entonces, 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural ‘Raúl Isidro Burgos’ de Ayotzinapa permanecen desaparecidos.

“Lo ocurrido en Guerrero es absolutamente censurable e inaceptable. No es tolerable que hechos de estas características ocurran, y aún menos en un Estado de Derecho”, recalcaron los expertos.

“Durante años hemos identificado la impunidad que prevalece en México en casos de desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y torturas. También hemos resaltado las deficiencias en la búsqueda e identificación de personas desaparecidas”, señalaron.

Los expertos instaron a las autoridades mexicanas a centrar sus esfuerzos en dar con el paradero de desaparecidos en Guerrero para arrojar plena luz sobre los hechos. “Pedimos asimismo que se castigue a los responsables y que se proteja a los familiares de las víctimas y todos los que están investigando o apoyando los esfuerzos para determinar la suerte y el paradero de las víctimas”, dijeron.

“Estamos sumamente preocupados por el asesinato de seis personas, entre ellas un menor de 15 años y tres estudiantes, uno de los cuales apareció con claros signos de tortura, y por la  desaparición forzada de 43 alumnos normalistas”, observaron los expertos, reconociendo la respuesta de las autoridades, que han detenido a 22 policías municipales de Iguala y otras ocho personas más a quienes señalan de haber participado en los hechos.

“Cada día se recibe información que hace aún más aterradora esta historia”, notaron los expertos en relación al hallazgo de seis fosas comunes en áreas cercanas a la ciudad de Iguala.

“Hasta la fecha no se ha confirmado si los cuerpos hallados en las fosas, que fueron quemados, pertenecen a los estudiantes desaparecidos, pero según los primeros indicios los restos encontrados presentan lesiones de bala y de objetos contundentes”, agregaron.

Los expertos saludaron la llegada al país del Equipo Argentino de Antropología Forense para participar en el proceso de identificación de los restos junto a la Procuraduría General de la República y la Procuraduría de Justicia General del Estado de Guerrero.

(*) Los expertos: Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Involuntarias Forzadas; Christof Heyns; Relator Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias; y Juan E. Méndez, Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

Descarga el comunicado en PDF