Quiero agradecer muchísimo a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México, particularmente a su representante Jan Jarab y a Alán García por la realización de esta actividad. De veras, se los agradezco de todo corazón. Mi cercanía con esta oficina siempre ha sido muy importante para mí. Recuerdo con afecto a Anders Kompass, a Amerigo Incalcaterra, a Alberto Brunori y a Javier Hernández, con quienes siempre tuve una interlocución productiva. Ahora con Jan, aún más cercana. Agradezco las muestras de afecto y solidaridad que en tiempos recientes me han demostrado. Alán, muchas gracias por tu amistad y tu apoyo.

Muy buenos días a todas y todos,

Estamos aquí reunidos en un lugar muy particular, y en un momento muy particular.

Yucatán es sin duda uno de los grandes centros de la presencia indígena en México; la cultura maya, del pasado y de hoy, sigue siendo una de las más conocidas y admiradas a nivel mundial. Sin embargo, su historia desde la conquista también es una historia de opresión. En esta ciudad no se necesita ir muy lejos: en la Plaza Grande, uno de los monumentos más destacados de esta hermosa ciudad colonial, hay un portal del año 1540 que se describe con orgullo como el mejor ejemplo del estilo plateresco en México – un portal con estatuas de dos soldados españoles pisando cabezas de los indígenas, los indígenas que gritan de terror o de dolor.

Muy buenos días a todas y todos.

Para la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos es un honor estar con ustedes el día de hoy. Agradezco a la Comisión de Derechos Humanos, particularmente a su presidenta, la senadora Angélica de la Peña, la generosa invitación – y agradecer, sobre todo, la gran contribución de la Comisión para la construcción del estado democrático del derecho. Además de la adopción de las leyes, la Comisión ha también demostrado el liderazgo moral e influido en el debate público.

¡Muy buenos días a todas y todos! 

Es un gran placer y un honor estar aquí hoy con ustedes, en la ocasión de la presentación del informe con el título LA ESPERANZA NO SE AGOTA, presentado por la Red Nacional.

Muy buenos tardes a todas y todos. 

Me siento muy honrado de estar hoy con ustedes, en el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas. Permítanme abrir mi intervención reconociendo la dimensión heroica de la actividad de las familias de las personas desaparecidas en México. No tengo duda alguna: para las generaciones venideras su ejemplo será considerado parte de la conciencia y la memoria colectiva de la humanidad.

  1. +Leídas
  2. +Recientes

México será revisado por el Comité de la ONU contra las Desapariciones Forzadas

AVISO A MEDIOS GINEBRA (28 de enero de 2015) – México será ...

Cajas de herramientas

  • Decenio Internacional de las Personas Afrodescendientes +

    Decenio Internacional de las Personas Afrodescendientes Hay alrededor de 200 millones de personas que se identifican a sí mismos como descendientes de africanos que viven en Read More
  • Libres e Iguales +

    Libres e Iguales En favor de la igualdad de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT), la Oficina del Alto Comisionado de Read More
  • Desaparición Forzada +

    Desaparición Forzada De acuerdo con la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas se entiende por Read More
  • 1
  • 2
  • 3

BannerMicrositioIndicadores