Objetivos de Desarrollo: Derechos no retóricos, urge Experta de la ONU sobre pobreza Extrema

Declaración por la Experta Independiente de la ONU sobre la cuestión de la pobreza extrema, Magdalena Sepúlveda, para conmemorar el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza (17 de octubre)

17 de octubre 2010, Ginebra – “Niveles intolerables de pobreza y privación aún caracterizan al mundo de hoy. De hecho, si se excluye a China, el número de personas viviendo en pobreza extrema se ha incrementado desde 1990, de acuerdo con la ONU. En África Subsahariana, estudios recientes muestran que la mitad de la población vive en pobreza extrema, a este ritmo la región no alcanzará los Objetivos de Desarrollo del Milenio “erradicar la pobreza extrema y el hambre hasta 2076”. Esto es inaceptable.

En la reciente cumbre sobre los Objetivos del Milenio, las y los líderes del mundo reiteraron su compromiso para luchar contra la pobreza antes de la fecha límite del 2015. Sin embargo, a pesar de algunos progresos, la comunidad internacional no ha cumplido sus promesas y la perspectivas de no alcanzar los Objetivos ocupa un lugar preponderante debido a la falta de recursos y voluntad política.

Tenemos acelerarnos hacia al 2015 y situar los derechos humanos en el corazón de un paquete de rescate urgente para aquellas personas que viven en pobreza alrededor del mundo.

Debemos tener claro que hacer frente a su difícil situación no es una cuestión de “ayuda” o “caridad”, sino que la protección de los derechos humanos fundamentales – es una obligación a la cual los Estados se han comprometido ante la ley.

Debemos ir más allá de los Objetivos, recordando que aún si los Objetivos fueron alcanzados muchos serán dejados de lado. Los derechos humanos, incluida la no discriminación y la igualdad, pueden ser poderosas herramientas en la lucha contra la pobreza. Un enfoque de derechos humanos dirigiría esfuerzos a las personas más marginadas y vulnerables, en lugar de sólo perseguir objetivos y metas. Sería además de gran ayuda combatir la corrupción, que es un obstáculo obstinado para el desarrollo, la lucha contra la pobreza y el disfrute de los

derechos humanos. Haría responsable a los gobiernos y forzaría a las y los poderosos a escuchar las voces de quienes viven en la pobreza y así incluir sus intereses.

No vamos a acabar con la pobreza a través de la retórica aspiracional. En la Cumbre de los Objetivos del Milenio, las personas líderes mundiales, dijeron estar “profundamente preocupados y preocupadas” por la difícil situación de los y las pobres del mundo, es hora de cambiar esta preocupación por acción y poner los derechos humanos en el centro de la lucha para alcanzar los Objetivos del Milenio y combatir la pobreza extrema. Los derechos humanos, no son una cuestión de generosidad humana, sino una obligación.

Magdalena Sepúlveda es la Experta independiente sobre la cuestión de los derechos humanos y la pobreza extrema desde mayo de 2008. Ella es una abogada chilena, actualmente trabaja como Directora de Investigación del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra. Tiene una amplia experiencia en materia de derechos económicos, sociales y culturales, y tiene un Doctorado en derecho internacional de los derechos humanos de la Universidad de Utrecht.

Fin

Para más información sobre el Mandato y el trabajo de la Experta Independiente:
http://www2.ohchr.org/english/issues/poverty/expert/index.htm

Más información y solicitudes de los medios, póngase en contacto con Allegra Franchetti (Tel: +41 22 917 9340 / email: [email protected]) o escriba a: [email protected]